Mariposa dorada sobre fondo de pequeños cuadrados
Una mujer en medio del bosque, sonríe con la mano colocada bajo la barbilla

Un poco sobre mí ...

Mi nombre es Rebeca Suárez, nací en Málaga, he vivido 14 años en Barcelona y actualmente resido en Benalmádena.

Crecí en un ambiente religioso donde las normas y la culpa estaban firmemente presentes. Desde muy pequeña, tuve muchas inquietudes, preguntas e infinitas dudas. Aunque con cierto temor, en los primeros años me aventuraba a hacer preguntas pero, no sólo no me convencían las respuestas encorsetadas y con tintes de fanatismo, sino que se me acusaba de cierta rebeldía e irreverencia sólo por el simple hecho de preguntar. Así que dejé de hacerlo en ese ambiente.

Siempre me decían que era tremendamente sensible. No era de extrañar, años después supe que pertenecía a ese grupo de personas de entre el 15% y el 20% de la población mundial que tiene el rasgo PAS (personas de alta sensibilidad). Eso me dificultó mucho las cosas durante años, dado que si no sabes cómo gestionar toda esa gran cantidad de estímulos, tanto sensoriales como psíquicos, se convierten en una pesada carga. El presidente de la Asociación Española para el estudio del Estrés y la Ansiedad, Antonio Cano, dice:  “Las PAS han de saber cómo son, porque no saberlo puede ser un factor de riesgo”.

Previous
Next
Previous
Next

En el terreno laboral, buceé por diferentes gremios sin pararme a pensar realmente cuál era mi vocación. Así pasaron años en los que ejercí dentro del mundo editorial, comercialización de diferentes productos, sector inmobiliario, y durante mis años en Barcelona, trabajé en un banco y en tramitación de asistencia en una compañía de seguros.

Me fue bien en cada uno de estos trabajos, mis superiores así me lo transmitieron, e incluso, recibí algunas recompensas y premios por mi buena labor profesional. Aún así, ninguno de estos trabajos hizo que me levantase por las mañanas con motivación e ilusión por desempeñarlos.

Durante todo ese tiempo, me fui nutriendo de cursos, talleres, lecturas y experiencias que ya me daban pistas sobre lo que realmente me tocaba el corazón, me motivaba, y más aún, no se trataba sólo de un trabajo, sino de una experiencia de vida conmigo misma y con los demás.

Estoy formada como Coach con la Certificación Internacional Experto en Coaching Personal y Ejecutivo, avalada por la ACTP, la ICF, Cátedra de la Universidad de Sevilla y ASESCO y con un Programa Superior de Crecimiento y Liderazgo Personal y Profesional. Incluyendo diferentes disciplinas como: Inteligencia Emocional, PNL (programación neurolingüística), Neurociencia, Meditación y PAS (alta sensibilidad)…

Estos recursos forman parte de un entrenamiento de vida para gestionar nuestras emociones y problemas que surgen a lo largo del camino de una manera más saludable y eficaz. Todo ello, teniendo muy en cuenta dos aspectos: por un lado, el ámbito holístico, en el que la unión de cuerpo, mente y espíritu es básico para que la rueda gire, y por otro lado, la espiritualidad, que en realidad lo engloba todo, ya que en mi experiencia ella es lo realmente importante, el motor que hace que nos movamos en la buena dirección; la espiritualidad para mí es AMOR, amor a nosotros mismos y a los demás.

Una mujer en el bosque abre y sube sus brazos, sonríe alegre